LACTANCIA

Que me gusta y que no me gusta de la Lactancia Materna

Nunca pensé alcanzar 18 meses de Lactancia Materna, y seguir con ella sin saber cuando terminará.

Estos 18 meses han sido duros, no lo voy a negar, pero sin duda, lo volvería a hacer.

Cuando llevas tanto tiempo lactando, simplemente se hace parte de tu vida y no puedes imaginar como sería si no le dieras el pecho.

Me gustaría contarte algunas de las cosas que me gustan y no me gustan de la Lactancia Materna, ya que, a mi punto de vista tiene sus pro y sus contra el dar el pecho de manera exclusiva.

Cosas que ME GUSTAN de la Lactancia Materna:

  1. No lavar biberones y otros artículos para alimentar al bebé.

Si apenas puedo con limpiar la cocina después de hacer comida, no me imagino lavando biberones. El dar el pecho es mucho más fácil si el bebé tiene buen agarre, no necesitas ningún artículo para poder hacerlo, y sobretodo, la leche siempre está con la higiene que necesita el bebé.

  1. Siempre lista.

Creo que esta fue la principal razón por la que me decidí a dar Lactancia Materna. La leche es de la calidad que necesita el bebé y siempre esta tibia y lista para cuando el la necesite. No hay más que decir.

  1. Bajé de peso.

Puede que en algunas mujeres no funcione, pero en mi caso si. Bajé de peso aproximadamente en 6 meses postparto. Fue poco a poco pero recuperé mi peso sin dietas y haciendo “ejercicio ligero”, es decir, caminar y movimientos simples de piernas y brazos. No puedo saber que tan rápido hubiera bajado o si hubiera bajado si no hubiera dado el pecho, pero puedo asegurar que la Lactancia me ayudó bastante, y hasta la fecha me mantengo en un peso constante sin exigirme tanto.

  1. La relación con mi bebé.

Esto es mi punto favorito. El dar el pecho al bebé es algo increíble. Es algo que ni la segunda persona más cercana a él puede hacer, su padre. En lo personal, a mi me da gusto que cada que mi bebé tiene algo, tiene hambre o quiere algo, me llame a mi. Es bonito ver como tu bebé depende de ti y sólo tu puedes alimentarlo con tu cuerpo. Es la unión más profunda que tendrás con alguien durante toda tu vida.

  1. El apoyo de mi pareja.

Aunque al principio la Lactancia yo la veía muy extraña, este tema cada vez fue siendo más natural. Al día de hoy, lo vemos como si la bebé bebiera agua, jugara o comiera, simplemente es algo natural. Aunque se que este tema puede ser muy de la mujer, algunas veces el apoyo de la familia influye en la decisión que tomará la madre, dar el pecho o no.

  1. Bebé sana.

Nunca podré saber si mi hija sería igual de sana si hubiera tomado fórmula, pero puedo contarte, que a sus 18 meses ha tenido pocas enfermedades leves y normales para niños de su edad.

Siempre ha sido una bebé activa, exploradora e inteligente, y estoy segura que la Lactancia Materna tiene mucho que ver en su desarrollo, ya que siempre ha desarrollado habilidades en tiempos normales, es decir, el gateo, el caminar, el habla y el hacer cosas como gestos o ruidos.

Cosas que NO ME GUSTAN de la Lactancia Materna:

  1. Se me olvida todo.

En algún momento de mi vida leí un artículo sobre “El cerebro de la mujer Lactante”, y practicamente trata sobre que nuestro cerebro se ocupa de cuidar y proteger al lactante y nos olvidamos de lo demás. También se liberan hormonas que nos causan un revuelo en nuestro cerebro, por lo tanto no podemos pensar con claridez.

Y si, esto me pasa hasta la fecha. Aunque ya no tengo una recién nacida, mi cerebro me juega malas bromas y me olvido de cosas que tengo que hacer.

  1. Siempre mamá.

Ya sé, ya sé, en el punto 4 de cosas que me gustan dije que me gustaba que mi bebé me buscara cuando necesita algo, pero hay veces en que se necesita un tiempo a solas.

El dar el pecho, no te permite separarte de tu bebé cuando tiene menos de 6 meses por más de 3 horas, ¿Sabes que significa eso?, así es, yo no fui al cine hasta que mi hija aguantaba sin mi aproximadamente 3 horas.  Es cansado aveces el siempre tener que estar pegada al bebé, pero verás que poco a poco se va ganando un poco de independencia.

  1. Mamá despierta por la noche.

No hay que explicar este punto. El bebé necesita leche, apego, calor, protección y sólo mamá puede consolarlo.

  1. Las afecciones en los pechos.

Afortunadamente no sufrí mucho, pero si llegué a tener “bultos” de leche acumulada, y ¡vaya que duelen!. Esto me ocurrió sobretodo en el primer mes, y cuando empezó a dormir toda la noche de corrido, yo seguía levantandome a sacarme la leche acumulada porque del dolor no podía dormir.

  1. Los opinólogos expertos en Lactancia Materna.

Pueden ser tus familiares, amigos o incluso extraños, SIEMPRE TENDRÁN UNA CRÍTICA QUE DARTE. Te daré un consejo: Infórmate y haz lo que creas correcto para ti y tu bebé.

  1. Las crisis de Lactancia

Si eres madre primeriza, te recomiendo que te informes sobre estas crisis de crecimiento.

La primer crisis la pasé con muchas dudas y preocupaciones, porque no sabía que le pasaba a mi bebé, pero después de eso, investigué y entendí todo.

Ocurren varias crisis de crecimiento a lo largo de la lactancia, pero con mucha paciencia puedes superarlas.

El estar informada no le quitarán lo complicado a esos días de crisis, pero por lo menos estás consciente de lo que está pasando.

 

Y a ti… ¿Qué es lo que te gusta y no te gusta de la Lactancia Materna?

 

Leave a Reply

1 Comment on "Que me gusta y que no me gusta de la Lactancia Materna"

avatar
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
IDM Crack
Guest