LACTANCIA MATERNIDAD

Los grandes beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna le brinda muchos beneficios al bebé y a la mamá, ya que es el alimento por naturaleza y está diseñado para cubrir todas sus necesidades.

Hasta los 6 meses se recomienda una lactancia materna exclusiva sin ningún otro alimento complementario, fórmula, té o agua, debido a que el estómago del bebé es tan pequeño que conviene llenarlo de leche materna y que obtenga todos los nutrientes de ella.

Los bebés alimentados con leche materna exclusiva no sufren estreñimiento ni sobrecarga renal, dado la adecuada cantidad  de nutrimentos que contiene la leche y enzimas que facilitan la digestión, por lo tanto, el proceso de maduración del intestino es de manera progresiva.

También, los bebés alimentados con leche materna, tienen menor riesgo de sufrir diarreas, infecciones respiratorias, meningitis, septicemia, leucemia, infección urinaria y alergias.

Otro gran beneficio de la lactancia materna a largo plazo, es que existe menor riesgo de obesidad durante la niñez tardía y adolescencia.

Cuando un niño es alimentado del seno materno se origina una auto-regulación de ingesta de  energía que recibe, es decir, el niño sólo come lo que necesita y pide alimento cuando tiene hambre de nuevo.  Y esto es muy importante, ya que el niño va creciendo a su ritmo, y se evita una obesidad infantil.

Se ha documentado que los niños alimentados con fórmula tienen una media de peso para la talla encima del patrón de referencia de la Organización Mundial de la Salud durante los primeros 18 meses (2006).

A parte de los beneficios para el sistema inmune, los niños amamantados presentan mejor desarrollo psicomotor, es decir, tienen un mejor aprendizaje y menos trastornos de lenguaje, presentan una mayor agudeza sensorial (gusto, olfato, oído, tacto, visión y audición), y algo muy importante, tienen un desarrollo dento-maxilo-facial mejor.

Por otro lado, la parte afectiva es sumamente importante, ya que el apego a la madre es de forma natural, y facilita el que se sienta querido y protegido. También, se liberan del estrés la madre y el bebé, ya que al momento de amamantar se producen hormonas como la prolactina que relajan a la madre y al bebé.

La madre también recibe grandes beneficios, como es la retracción del útero de manera más rápida  y se reduce el riesgo de hemorragia en el postparto, esto se debe a la hormona oxitocina  producida al momento de la succión. La hormona oxitocina es conocida como la hormona del “amor”,”felicidad” por lo tanto, genera un apego entre madre e hijo, lo cual ayuda bastante para prevenir la depresión postparto.

También, ayuda  perder peso de forma natural, ya que se pierden aproximadamente 500 calorías al día.   

Durante el embarazo los huesos se debilitan, ya que tus nutrimentos van a primero a satisfacer las necesidades de tu pequeño. Dar de mamar ayuda a la re mineralización ósea.  Otro punto importante es  que las madres que han dado de mamar tienen menores posibilidades de padecer cáncer de los ovarios, útero y de mama.

La lactancia materna, no solo ayuda al bebé y a la madre, si no que ayuda a la familia y al medio ambiente.

La familia se vuelve más unida, ya que para lograr una lactancia materna exitosa se necesita el apoyo y respeto de todos, es decir, se debe apoyar a la madre lactante con frases motivadoras, ayudándole con sus tareas diarias o incluso ayudarle a acomodarse ella y el bebé si es que lo necesita.

Por otro lado,  la lactancia materna no aumenta el gasto familiar, ya que con la alimentación artificial se necesitan muchos artículos, como los biberones,  escobetas, esterilizadores, la fórmula, calentador de biberones, etc.

La leche materna es un recurso renovable, no crea contaminación, no implica gastos, no necesita preparación y lo más importante ¡SIEMPRE ESTÁ LISTA!,  a la temperatura adecuada para el bebé.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of